¿Cuántos días de vacaciones le corresponden a un trabajador?

Ahora que se acerca el verano, la mayoría de españoles ya están esperando sus días de descanso y cada trabajador debe conocer los días libres que le corresponden. Nos reunimos con nuestro colaborador Carlos García Lázaro y experto en legislación laboral vigente para realizarle algunas de las preguntas mas frecuentes sobre estos temas.

P.- ¿Cuantos días de vacaciones tiene un trabajador?

Un trabajador por regla general tiene 30 días de vacaciones o la parte proporcional correspondiente al tiempo que lleva trabajando en la empresa, es decir, 2,5 días por mes trabajado, en las que se incluyen los domingos y festivos.

P.- ¿Y si solo se trabaja media jornada o se tiene una reducción por cuidado de hijo menor?

 Se tienen los mismo días, ya que las vacaciones se calculan por días naturales completos. Cada vez es más habitual que las empresas interpreten que si un trabajador está contratado con una jornada laboral de 4 horas, o que ha reducido su jornada y trabaja menos horas, en lugar de las 8 horas habituales, deben corresponderle la mitad de días de vacaciones pero el estatuto de trabajadores es muy claro en este punto “la duración mínima de las vacaciones es de 30 días naturales

Cuestión distinta será lo que se te paga estando de vacaciones, que debe ser  proporcional a la jornada que el trabajador hace, osea si un trabajador hace media jornada, tendrá 30 días naturales de vacaciones pero cobrará medio salario ya que habitualmente hace solo media jornada de trabajo.

P.- ¿Cuándo se pueden disfrutar las vacaciones?

La ley dice que las vacaciones deben de ser de mutuo acuerdo entre la empresa y el trabajador y la comunicación de vacaciones se debe de hacer con al menos dos meses de antelación por ambas partes.

Además de poder disfrutarse desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, cabe la posibilidad de dividirse en partes, siempre y cuando una de ellas dure más de dos semanas.

Los tribunales han establecido que el periodo de descanso no puede iniciarse en día festivo o inhábil. De la misma forma, si las vacaciones coinciden con días no laborables, estos se computarán como tiempo de descanso cuando se cuenten como días naturales y no como días hábiles o dicho de otro modo no contaran como días de vacaciones.

Normalmente la empresa tiene el poder organizativo al objeto de poder darlas, y si no hubiera acuerdo entre las partes habría que acudir al Juzgado de lo Social, a través de un proceso especial, urgente y especifico para que el determinara cuando se tienen que disfrutar.

P.- ¿Pueden obligar a cogerlas cuando el trabajador no quiere?

Si, pero solo si la empresa tienen una clara causa justificada y organizativa, pero generalmente este punto suele estar regulado por los convenios colectivos de cada empresa.

P.- ¿Y pueden obligar a no cogerlas a cambio de pagarlas? 

En este punto el estatuto de los trabajadores también es muy claro, con carácter general, el período anual de vacaciones no es sustituible por compensación económica”. Es decir, con carácter general, el Estatuto impide que las vacaciones no se disfruten y se paguen. Luego, a la tradicional pregunta de «¿se pueden pagar las vacaciones?» la respuesta es NO.

P.- Y durante las vacaciones ¿se puede trabajar en otra empresa?

Si, las vacaciones son un periodo de descanso con nuestra empresa “actual”, y si queremos trabajar con otra empresa del mismo sector u otro diferente no hay ningún problema para poder hacerlo.

P.- Si estando de vacaciones el trabajador se rompe una pierna o se pone enfermo ¿Qué pasa?

Los días no se pierden por una enfermedad o accidente. Se paraliza el periodo de vacaciones por ese periodo pudiendo disfrutar de esos días con posterioridad, siempre que se coja la baja medica

Algún consejo más:

Como hemos comentado antes existen convenios colectivos que amplían la duración de las vacaciones anuales o regulan algunas de sus condiciones.

Para ejercer correctamente el derecho a disfrutar de las vacaciones, es imprescindible estar seguro de que se está aplicando el convenio colectivo de cada empresa pero  además, hay que saber que cualquiera de estas normas particulares serán nulas de pleno derecho si empeoraran, limitaran o anularan de cualquier forma lo dispuesto en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores que hemos explicado en las respuestas anteriores.

Algunos casos particulares pueden parecer más “complicados o estresantes”. No se preocupe  de el primer paso ahora y póngase en contacto con Lafuente Asociados, os animamos a que, sin ningún compromiso y bajo la premisa de la primera consulta gratuita, paséis a vernos u os pongáis en contacto con nosotros vía mail o telefónicamente, para tener una información clara y veraz de vuestra situación.

Carlos Garcia Lazaro

Asesor Jurídico Laboral Lafuente Asociados

Consultas

Departamento Laboral

Sin ningún compromiso y bajo la premisa de la primera consulta gratuita

Otros articulos